Nacional

FGR sigue pista de la ‘Estafa Maestra’ en 8 países de Asia, América y Europa

La FGR solicitó asistencia jurídica a países como China, Estados Unidos y Bélgica para conocer la ruta del dinero

Emilio Zebadúa y Rosario Robles, señalados como posibles operadores de la "Estafa Maestra". Foto: Especial

Nacional

FGR sigue pista de la ‘Estafa Maestra’ en 8 países de Asia, América y Europa

La FGR solicitó asistencia jurídica a países como China, Estados Unidos y Bélgica para conocer la ruta del dinero

Publicado

La Fiscalía General de la República (FGR) sigue la pista del caso de la “Estafa Maestra”, el desvío de 7 mil millones de pesos durante el sexenio pasado, en 8 países de Asia, América y Europa, de acuerdo con el diario Reforma.

Los desvíos millonarios que operó Emilio Zebadúa, exoficial mayor en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), durante la administración de Rosario Robles, se extendió a países asiáticos con depósitos de al menos 66.1 millones de pesos entre 2014 y 2015, de acuerdo con investigaciones de la FGR, reporta el medio.

La FGR ya hizo solicitudes de asistencia jurídica internacional a China, Corea del Sur, Pakistán, Ecuador, Estados Unidos, Dinamarca, Israel y Bélgica para seguir la ruta del dinero y conocer su destino final.

De acuerdo con la publicación, autoridades identificaron a la exdirectora de Recursos Materiales y Servicios Generales, Claudia Gabriela Morones Sánchez, y al exdirector de Adquisiciones y Contratos, Enrique Prado Ordóñez, ambos de Sedesol y Sedatu, como integrantes de la red que Zebadúa utilizó para el desvío de los recursos.

Ambos funcionarios habrían cambiado el dinero por dólares y habrían operado las transferencias de dos convenios de 955 mil 200 millones de pesos entre Sedesol con Radio y Televisión de Hidalgo, que a su vez, subcontrató a otras 7 empresas para realizar los traspasos.

Aristegui Noticias reporta que en 2018 expuso el esquema de desvío de recursos con la subcontratación entre oficinas de gobierno con empresas fantasma que produjo la fabricación de expedientes y comprobantes conocidos como “entregables”, requisito que deben cumplir las empresas contratadas por el gobierno para recibir el pago correspondiente.

En el caso de las empresas fachada los expedientes fueron armados para simular obras y servicios inexistentes, detalla Aristegui Noticias.

Los documentos falsificados son la última pieza del esquema de corrupción que, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, equivale a más de 7 mil 700 millones de pesos entre 2011 y 2017.

Los principales encargados identificados de realizar las operaciones fueron Emilio Zebadúa, oficial mayor en Sedatu y Sedesol con Rosario Robles; su ex coordinadora de Comunicación Social en Sedatu, Rocío Gómez Bolaños, y Ramón Sosamontes Herreramoro, exjefe de Oficina en esa misma dependencia, añade el medio de comunicación.

Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.