Nacional

Con 20 mil mdp extra y 7 años de retraso, concluyen obras del Túnel Emisor Oriente

La Comisión Nacional del Agua anunció el fin de las obras del túnel de drenaje profundo más grande del mundo, que va de Ciudad de México a Hidalgo. La instalación dará servicio a más de 20 millones de personas de la capital del país y alrededores

El Túnel Emisor Oriente (TEO) reforzará el drenaje de la Zona Metropolitana • Foto: Cuartoscuro

Nacional

Con 20 mil mdp extra y 7 años de retraso, concluyen obras del Túnel Emisor Oriente

La Comisión Nacional del Agua anunció el fin de las obras del túnel de drenaje profundo más grande del mundo, que va de Ciudad de México a Hidalgo. La instalación dará servicio a más de 20 millones de personas de la capital del país y alrededores

Publicado

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de Aguas (Conagua) de México anunció este martes la finalización de las obras del Túnel Emisor Oriental (TEO), el túnel de drenaje profundo más grande del mundo y que dará servicio a la capital mexicana, tras once años de construcción y un enorme sobrecoste.

“El túnel está listo para operar a partir de ya, solo se trata de revisar el protocolo de operación”, explicó durante un recorrido para prensa la subdirectora de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento de Conagua, Patricia Ramírez, quien informó que la inauguración depende de la agenda del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

La instalación, que dará servicio a más de 20 millones de personas de Ciudad de México y alrededores, tiene 62.4 kilómetros de longitud, desde la alcaldía Gustavo A. Madero en la capital del país hasta el municipio de El Salto, en el estado de Hidalgo, y 150 metros de profundidad en su pozo más profundo.

La principal función de este túnel, que ha costado 33 mil 800 millones de pesos, es la de evitar los recurrentes problemas de encharcado e inundaciones de la zona y conducir las aguas cloacales.

La construcción ha finalizado siete años después de lo previsto, pues debía estar lista a finales del 2011, un retraso que se ha traducido en un sobrecosto de unos 20 mil millones de pesos.

“Se ha alargado la construcción, porque la geología del terreno ha sido variable”, explicó el ingeniero a cargo del proyecto, Luis Manuel Rivera García, quien también destacó las dificultades para manejar las tuneladoras.

El túnel cuenta con 24 pozos o lumbreras, además de una compuerta de salida del agua que lo conecta con la desembocadura del Túnel Emisor Central, antes de llegar al río Tula.

El 35 por ciento de las aguas que saldrán por el túnel, sin embargo, nunca llegarán al río, sino que se canalizan a la Planta de Tratamiento de Atotonilco, desde donde se abastece a campesinos del Valle de Mezquital.

Esta obra ayudará a reducir la carga del ya existente Túnel Emisor Central, operativo y sin revisar desde hace 44 años.

“Uno de los principales beneficios es que el TEO puede permitir que el Emisor Central salga de operaciones para darle mantenimiento e inspeccionarlo”, dijo Rivera.

El TEO, gracias a su diámetro de siete metros, es capaz de acaudalar 150 metros cúbicos por segundo, lo que equivale a quince camiones cisterna.

Esa capacidad de drenaje se explica en gran medida por la pendiente que acumula el túnel desde su inicio hasta su desembocadura, un diseño pensado para que no precise de ningún sistema de bombeamiento de agua.

Desde 2013, está en funcionamiento un primer tramo del túnel, entre el distrito Gustavo A. Madero y el municipio de Ecatepec, colindante con Ciudad de México, que abastece a 1.5 millones de personas.

(con información de Efe)

_

Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.