El diputado federal, Gerardo Fernádez Noroña, denunció en 2010 que el expresidente Felipe Calderón y su entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, estaban ligados al crimen organizado.

Fue el 14 de diciembre de ese año durante la sesión del Jurado de Procedencia en la Cámara de Diputados, donde se votó por el desafuero del exdiputado federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Julio Cesar Godoy Toscano, quien estaba acusado de enriquecimiento ilícito.

Durante su intervención en tribuna, Fernández Noroña citó el libro “Los Señores del Narco” de la periodista y escritora Anabel Hernández, donde se hacían los señalamientos a Felipe Calderón y Genaro García Luna.

El asunto tomó relevancia luego de que la exembajadora de Estados Unidos (EU) en México, Roberta Jacobson, declaró que Felipe Calderón sabía los tratos del hoy exfuncionario preso con el narcotráfico.

Jacobson declaró al corresponsal de la revista Proceso, Jesús Esquivel, que ambos gobiernos, el de México y el de EU, “conocían las andanzas de García Luna”.

El expanista publicó en su cuenta de Twitter una carta enviada al semanario, donde niega haber conocido los tratos del exfuncionario hoy preso en EU desde el 8 de diciembre de 2019 y acusado de proteger al Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín El Chapo Guzmán y de ingresar droga a territorio norteamericano.