Nacional

AMLO: Cuñados de Carlos Salinas recibieron de Calderón contratos para prisiones privadas

Olegario Vázquez Raña, Carlos Slim, Federico Martínez y Bernardo Quintana son otros que se benefician de los penales privados

Carlos Salinas de Gortari

Nacional

AMLO: Cuñados de Carlos Salinas recibieron de Calderón contratos para prisiones privadas

Olegario Vázquez Raña, Carlos Slim, Federico Martínez y Bernardo Quintana son otros que se benefician de los penales privados

Publicado

El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que cuñados del exmandatario Calos Salinas de Gortari se benefician con los contratos que recibieron por prisiones privadas, esto en el sexenio de Felipe Calderón.

Durante su conferencia matutina, AMLO dijo que es un “gran abuso pagar por 12 mil reclusos, que están en ocho penales, 16 mil millones de pesos al año, un costo por recluso, sin incluir vigilancia, sin incluir lo que paga el Estado por la custodia”.

Recordó las cifras que ayer dio a conocer Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), sobre este tema: el gasto por cada persona privada de la libertad, en los penales privados, es de 3 mil 819.62 pesos diarios.

TE PUEDE INTERESAR: Así fue como Calderón privatizó cárceles en su sexenio

Desde Palacio Nacional  AMLO aseguró que los contratos otorgados, durante la administración de Felipe Calderón, fueron entregados “a puro influyente y hasta a dueños de medios de información, y a políticos o a familiares de políticos. Uno de estos que recibieron contratos: los cuñados de Carlos Salinas de Gortari”.

Aseguró que estas personas “se servían con la cuchara grande, por eso no hay investigación”.

¿QUIENES MÁS SE BENEFICIAN CON LOS PENALES PRIVADOS?

De los 8 penales privados que existen en el país, hay otros empresarios mexicanos que también se benefician de los contratos millonarios.

Se trata de Olegario Vázquez Raña, Carlos Slim, Hipolito Gerard -cuñado del expresidente Carlos Salinas-, Federico Martínez y Bernardo Quintana quienes obtuvieron contratos directos durante el sexenio de Felipe Calderón, y cuando Genaro García Luna era secretario de Seguridad.