Entérate en Noticentro. Y es que tanto el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, como de Paraguay, Mario Abdo Benítez, criticaron duramente el autoritarismo de los gobiernos de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Quien apoyó la postura de los mandatarios sudamericanos, fue el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles. Señaló que cuando no se respetan los derechos humanos, la separación de poderes, cuando se persiguen y encarcelan opositores, no se puede ser complaciente.

El PAN también fijó su postura, dijo que NO respaldarán regímenes autoritarios, intentos de dictaduras populistas, ni a quienes atentan contra la democracia, las libertades y violentan los derechos humanos.