Nacional

Arne dejó de pagar 6.2 mdp de impuestos y es investigado por defraudación fiscal

Los ingresos de Arne Sidney Aus fueron de 18 millones 632 mil 512 pesos y él solo declaró 700 mil 912 pesos

Arne Sidney Aus den Ruthen
Arne Sidney Aus den Ruthen en 2016 conocido como el City Manager de la delegación Miguel Hidalgo. Foto: Cuartoscuro

Nacional

Arne dejó de pagar 6.2 mdp de impuestos y es investigado por defraudación fiscal

Los ingresos de Arne Sidney Aus fueron de 18 millones 632 mil 512 pesos y él solo declaró 700 mil 912 pesos

Publicado

Arne Sidney Aus den Ruthen Haag omitió el pago de seis millones 227 mil 434 pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR), según reveló una investigación del portal SinEmbargo.

De acuerdo con el reportaje, firmado por Daniela Barragán, fue en 2016, mientras Arne estuvo en el equipo de trabajo de Xóchitl Gálvez en la entonces delegación Miguel Hidalgo, cuando cometió el delito de evasión fiscal.

TE PUEDE INTERESAR: Alfredo Adame arranca campaña entre ‘mentadas de madre’ e insultos

“La investigación, por la cual la dependencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ya presentó una querella, arrojó que los ingresos de este empresario fueron de 18 millones 632 mil 512 pesos y él solo declaró la cantidad de 700 mil 912 pesos”, informa el portal.

Arne fue diputado en la asamblea del Distrito Federal en 1996 y también 2006, como suplente. Después fue Jefe Delegacional de Miguel Hidalgo del año 2000 al 2003 y posteriormente llegó al equipo de Xóchitl Gálvez.

En este último puesto se volvió popular al grabar a la gente que no respetaban el espacio público. Este tema llegó al Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de la Ciudad de México, el cual determinó que la difusión de los videos era una violación a la privacidad de las personas.

En mayo de 2016, Arne (en la imagen principal de esta nota) y Xóchilt Gálvez llegaron a una construcción en la colonia San Miguel Chapultepec. Ese lugar explicaron que el edificio no estaba en construcción, sino que había sido sometido a un reforzamiento estructural.

Arne aclaró que la propiedad del inmueble era de una empresa en la cual su familia era accionista, más no era propietario del mismo.