Nacional

Claudio X. González, Salinas, Fox y Calderón encabezan golpe de Estado blando contra AMLO

Empresarios, expresidentes y organizaciones buscan debilitar el gobierno de AMLO con diferentes estrategias

Claudio X. González, Carlos Salinas y Felipe Calderón
Claudio X. González, Carlos Salinas y Felipe Calderón. Foto: Especial

Nacional

Claudio X. González, Salinas, Fox y Calderón encabezan golpe de Estado blando contra AMLO

Empresarios, expresidentes y organizaciones buscan debilitar el gobierno de AMLO con diferentes estrategias

Publicado

Empresarios, expresidentes, partidos políticos de oposición, órganos autónomos, medios de comunicación y asociaciones llevan a cabo un golpe de Estado blando para debilitar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, reveló el medio Contralínea.

La periodista Nancy Flores aseguró que esta estrategia la encabezan empresarios como Claudio X. González, Alejandro Ramírez Magaña, Gustavo de Hoyos, José Antonio Fernández Carbajal, Alejandro Martí, Antonio del Valle Ruiz, Valentín Diez Morodo.

TE PUEDE INTERESAR: Claudio X, Krauze, Aguilar Camín, Bartra y otros llaman a votar contra Morena

A la lista se suman los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón e incluso Ernesto Zedillo. Además de órganos autónomos como Instituto Nacional Electoral (INE) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Asimismo, se añaden “asociaciones financiadas por la USAID y la NED –destacadamente Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad–, organizaciones de la sociedad civil, élites de universidades, sindicatos y servidores públicos del actual gobierno federal enquistados en áreas estratégicas”.

¿QUÉ ES EL GOLPE DE ESTADO BLANDO?

El reportaje de Contralínea cita al politólogo estadunidense Gene Sharp quien asegura que el golpe de Estado blando tiene como objetivo “debilitar al máximo a un gobierno federal que tiene programas eminentemente sociales”.

Según la publicación esto se basa en cinco fases: “comienza por ablandar a la sociedad a través del malestar y la desesperanza; deslegitimar las acciones gubernamentales por medio de la difusión de mensajes adversos, ofensas y noticias falsas.

Luego se promueven constantes movilizaciones de protesta; se emplean rumores para generar escenarios de falsa carestía y, con ello, señalar la incompetencia del gobierno e iniciar juicios injustos contra los gobernantes; finalmente viene la fractura institucional, donde los procesos judiciales avanzan, los medios de comunicación los apoyan y los gobiernos finalmente caen”.