Nacional

El dueño de Oceanografía y otros 3 contratistas de Pemex son exhibidos en los Pandora Papers

Compraron yates, resguardaron sus ahorros e invirtieron en bienes raíces, esto hicieron los 4 contratistas de Pemex.

Foto: Especial

Nacional

El dueño de Oceanografía y otros 3 contratistas de Pemex son exhibidos en los Pandora Papers

Compraron yates, resguardaron sus ahorros e invirtieron en bienes raíces, esto hicieron los 4 contratistas de Pemex.

Publicado

Los dueños de cuatro grandes proveedores de Pemex entraron en Pandora Papers; en donde reporta El País que las estructuras opacas fueron utilizadas para comprar yates, resguardar sus ahorros y hasta invertir en bienes raíces.

Los Pandora Papers expusieron las riquezas ocultas de grandes contratistas de Petróleos Mexicanos (Pemex), El País México informó que el dueño de Oceanografía, Amando Yáñez Osuna, creó una empresa, pero para comprarse un lujoso yate en 2012, esto ocurrió luego de que Yáñez alcanzara su auge empresarial en México.

El presidente de Grupo R, Ramiro Garza Vargas, tampoco se queda atrás, pues abrió dos empresas en 2001 y no se compró un yate, se compró dos.

Fabián Narváez Tovar, director de Administradores Navieros del Golfo, adquirió bienes raíces y embarcaciones luego de desplegar una red de entidades entre 2010 y 2018.

Blue Marine o más bien, sus fundadores, operaron durante el sexenio de Enrique Peña Nieto una compleja estructura que abarcaba desde ahorros personales a inversiones en varios países.

Así fue como estos 4 contratistas de Pemex, fueron involucrados en los Pandora Papers y mencionados por El País México.

Amado Yáñez y su yate

El caso del contratista Amado Yáñez ejemplifica los 4 escenarios de Pandora Papers y los 4 contratistas de Pemex que fueron incluidos en esta investigación.

“Entre los principales contratistas de Pemex que aparecen en los documentos está Amado Yáñez Osuna, accionista de Oceanografía, una empresa que protagonizó uno de los casos de fraude más grandes en México. En los sexenios de Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012), la compañía logró obtener un centenar de contratos por 38.493 millones de pesos —unos 1.940 millones de dólares al cambio de hoy—”, escribieron Zorayda Gallegos y Georgina Zerega para El País.

De acuerdo con el diario español, Amado Yáñez Osuna, utilizó este dinero para una diversidad de servicios; desde reparación y mantenimiento a plataformas marinas, de acuerdo con una recopilación hecha en las plataformas de transparencia.

“La empresa mexicana, que fue fundada por el padre de Yáñez en 1968, aprovechó el auge petrolero en el sureste del país y se afianzó como una de las principales proveedoras de Pemex. Con oficinas centrales en Ciudad del Carmen, el epicentro petrolero en México localizado en Campeche, la firma llegó a contar con instalaciones en Tabasco y Veracruz y a tener en nómina a 11.000 empleados”.

Cavallino di Mare, es el ejemplo tangible de como es que uno de estos 4 contratistas, Yáñez Osuna, utilizó a su empresa para adquirir “un yate de placer”, construído en Italia y con una extensión de 19 metros de eslora por 5 metros de manga máxima.

“Esta maniobra le permitió resguardar la embarcación sin que su nombre apareciera como propietario del bien. Mientras tanto, en México, Oceanografía firmó ese mismo mes un contrato de 309,3 millones de pesos con Pemex para apoyar en la perforación de pozos y brindar mantenimiento a las plataformas apostadas en el golfo de México”, relata El País.

Tiempo después, la Procuraduría General de la República (PGR), informó que la Secretaría de la Función Pública, había inhabilitado la compañía por 21 meses y la multó con 24 millones de pesos, semanas después, la policía tomó las instalaciones de la empresa en Campeche y la dejaron bajo resguardo de la autoridad. Esta intervención, según la PGR, se debe a que se detectó un fraude de Oceanografía en perjuicio de Banamex.

“El declive de la naviera comenzó en el sexenio de Enrique Peña Nieto. En 2013 el órgano interno de control detectó que la empresa había entregado cartas de fianza por debajo del mínimo requerido en nueve contratos”.

El yate fue puesto en venta. Yáñez Osuna estaba encarcelado en un reclusorio de la Ciudad de México, mientras tanto, en Campeche, cientos de trabajadores seguían reclamando el pago de sus salarios, entre otras prestaciones.

“El mismo día en que la empresa fue asegurada por las autoridades, Citi Group dio a conocer que su subsidiaria Banamex había otorgado un crédito a Oceanografía por alrededor de 585 millones de dólares respaldado por cuentas por cobrar a Pemex. Sin embargo, tras una revisión descubrieron que muchas de las facturas que presentó la empresa eran falsas”.

Pero, ¿qué pasó con el yate? La embarcación fue comprada por Rodrigo Madero Covarrubias y Mario Ganon Lugardo, que habitaban San Antonio, Texas y Jaime García García, con dirección en San Pedro Garza en nuevo León, de acuerdo con un archivo de Trident Trust, fechado en octubre del 2015.

En el documento mencionado anteriormente, se especifica, de acuerdo con El País, que Yáñez Osuna ha sido dado de baja como miembro y director de la compañía.

“La transacción se concretó meses antes de que Oceanografía fuera declarada en quiebra. En abril de 2017 Amado Yáñez fue liberado para llevar el proceso judicial en libertad tras pagar una fianza y 10 meses después un juez ordenó devolver la naviera a su dueño”.

¿Y qué hay de la empresa? La empresa “opaca” había sido creada solo para adquirir el yate que tuvo un costo de 1.6 millones de euros, de acuerdo con un cuestionario enviado para la investigación de los Pandora Papers.

“La embarcación se construyó en la Comunidad Europea, por lo que el registro tanto de la propiedad como el abanderamiento se realizó en Islas Vírgenes Británicas debido a que las pruebas y navegación en aguas europeas son necesarias para la entrega del barco”, detalló. Además, destacó Betancourt Méndez, posteriormente la embarcación fue importada para que navegue en aguas nacionales”.

En cuanto a Oceanografía… se pagaron todas las obligaciones legales y financieras de acuerdo a la ley aduanera y marítima de México, la empresa aseguró, pagó sus impuestos y obligaciones correspondientes y “nunca contó con cuentas bancarias”, de acuerdo con El País. El caso de Yáñez Osuna es solo uno de los 4 casos de contratistas plasmados en los Pandora Papers…

Te puede interesar: Pandora Papers: Santiago Nieto revela que irán contra personas ‘políticamente expuestas’