Seguridad

Tomás Zerón acumula nueva orden de captura por tortura en caso Ayotzinapa

La Fiscalía señala a Tomás Zerón de probable tortura contra ‘El Cepillo’, operador del cártel Guerreros Unidos

FGR lanza nueva orden de captura contra Tomás Zerón
Tomás Zerón, exdirector de la AIC, durante el sexenio de Peña Nieto. Foto: Cuartoscuro

Seguridad

Tomás Zerón acumula nueva orden de captura por tortura en caso Ayotzinapa

La Fiscalía señala a Tomás Zerón de probable tortura contra ‘El Cepillo’, operador del cártel Guerreros Unidos

Publicado

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que cuenta con una nueva orden de aprehensión contra Tomás Zerón. Lo acusa de la probable tortura contra Felipe Rodríguez, alias El Cepillo, operador de Guerreros Unidos.

La FGR indicó que a través de la Unidad Especializada en Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa logró la nueva orden de aprehensión. Esta se sumará a la que ya se encuentra en Israel con Ficha Roja de la Interpol.

Este nuevo caso de probable tortura habría ocurrido en las instalaciones de la Agencia Federal de Investigación (AFI) cuando Tomás Zerón era el director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) el sexenio pasado.

TE PUEDE INTERESAR: Tomás Zerón busca asilo político en Israel: Ebrard

El objetivo de la presunta tortura es que El Cepillo declarara y así justificar la denominada “verdad histórica” sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre del 2014.

La institución agregó que esta orden de aprehensión será enviada a Israel para fortalecer el procedimiento de extradición de Tomás Zerón.

Tomás Zerón buscaba asilo político en Israel

En enero de este año, el canciller Marcelo Ebrard anunció que Tomás Zerón buscaba asilo político en Israel. Además, pretendía demandar al Gobierno de México por persecución en su contra.

Tomás Zerón es acusado de tortura contra algunos sospechosos de la desparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desaparición forzada y malversación de cerca de 55 millones de dólares de fondos públicos durante el sexenio pasado.