Nacional

Romero Deschamps evita 9 de 12 investigaciones en su contra durante gobierno de AMLO

El exlíder del sindicato de Pemex logró evadir 9 de 12 investigaciones relacionadas con su patrimonio y triangulación de recursos, explica El País.

Romero-Deschamps
Carlos Romero Deschamps, exlíder del Sindicato de Pemex. Foto: EFE.

Nacional

Romero Deschamps evita 9 de 12 investigaciones en su contra durante gobierno de AMLO

El exlíder del sindicato de Pemex logró evadir 9 de 12 investigaciones relacionadas con su patrimonio y triangulación de recursos, explica El País.

Publicado

Romero Deschamps, exlíder del sindicato de Petróleos Mexicanos, logró evitar 9 de 12 investigaciones que se desarrollaron en su contra desde que inició el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, asegura El País. 

De acuerdo con el diario, la Fiscalía General de la República (FGR) ha abierto al menos 12 indagatorias contra de Deschamps, “sin que haya logrado llevar ante el juez ninguno de los casos”. 

De todas, solo 3 continúan en proceso, dijo El País con información de transparencia. De las cuales una de ellas estaría relacionada con la investigación de su patrimonio así como con triangulación de recursos. 

“Se señalan una serie de depósitos, transferencias y compras de propiedades en el extranjero que no tienen justificación y apuntan a esquemas de lavado de dinero, hasta el momento no se ha logrado concretar ninguna orden de captura, según confirmaron fuentes judiciales”, redacta Zorayda Gallegos. 

El portal apunta que las tres carpetas de investigación de la FGR están a cargo de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, por los delitos de fraude, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. 

Además dos de las investigaciones en contra de Deschamps derivan de las pesquisas de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a cargo de Santiago Nieto Castillo. El diario afirma que estas son las que lograron mayor avance contra el exlíder del sindicato de Pemex. 

“Se revela un esquema de triangulación de recursos que incluye empresas fachada y transferencias internacionales por parte del líder petrolero en contubernio con su esposa, hermana, hijos, sobrinos y otros miembros de su familia política”, explica El País

Te puede interesar: Romero Deschamps sigue trabajando en Pemex con goce de sueldo y vacaciones: Proceso

Las cifras de Romero Deschamps 

De las indagatorias de la UIF, se encontraron depósitos de 111 millones de pesos y retiros por 81 millones, entre junio de 2011 y marzo de 2017. Datos irregulares comparados con sus ingresos por 1.5 millones de pesos al año en ese periodo. 

El medio informa también que la investigación señala a uno de sus hijos, Alejandro Romero Durán, quien tuvo depósitos de 108 millones de pesos entre 2012 y 2017, y un préstamo de 5 millones de la Sección 34 del sindicato de Pemex, en agosto de 2018, pese a no ser empleado. 

“El hijo del político priista también es accionista de Aeromonky Service Center y Odis Asversa. Estas firmas con “nula rentabilidad” están bajo la mira de las autoridades porque comparten características que apuntan a negocios fachada”, narra El País. 

Te puede interesar: Subdirector de Pemex es despedido por comer con Carlos Romero Deschamps

Sus hijos José Carlos Romero Durán y Paulina Romero Durán también estarían bajo investigación por depósitos, retiros y consumos en tarjetas presuntamente irregulares. Así como una empresa extranjera en las Islas Caimán y con cuentas en Estados Unidos, “que ha recibido dinero de casas de cambio y particulares”.

“El órgano de inteligencia financiera descubrió que el sindicato petrolero recibió transferencias por medio del sistema de pagos electrónicos interbancarios de la Compañía Administradora Integral de Bienes Muebles e Inmuebles de la Sección 29 que sumaron 117 millones de pesos”. 

El diario narra que la empresa tuvo ingresos por 717 millones de pesos, de los cuales pudo deducir 583 millones de pesos y pagó impuestos por 66 millones. Dice, las autoridades sospechan por simulación de ingresos. 

“Se encontraron retiros de una de las cuentas principales de la agrupación petrolera a otras del mismo sindicato, así como transferencias millonarias a diversos fideicomisos. Posteriormente el dinero era enviado a cientos de personas físicas”, expone El País.